08 junho 2006

post it / oswaldo roses


DOS POEMAS HEREJES


"Sólo la dulzura puede estar en la herejía,
en la rebeldía del amor frente a todo"

O. Roses




I

De este polvo que te ofrezco habrá un antes y un después,
irremediablemente tú dirás "antes" y, luego, "después",
¿no crees?;
porque el amor ha nacido en la carne
y para ella sencillamente

(si sufres, sufre ella y no Dios;
si mueres, muere ella y no Dios;
si se condena, es condenada ella y no Dios),

¡nada hay más sagrado que la carne que ama!




II

Te quiero un poco sí del cielo,
te quiero más palabra perdidamente profunda -más-,
te quiero con una cierta valentía del crepúsculo atronador,
te quiero niña,
te quiero a las cinco del invierno,
te quiero por cara entierraprejuicios,
te quiero ante los guerreros de tus pezones,
te quiero a silbos que te mecen,
te quiero perra y flor,
te quiero un poco azul y canibalesco.







oswaldo roses



3 comentários:

w. d. sevahc disse...

Nocturno

(rosa última de la mirada
pelo negro
llanto que olvida)
é|
como luna de sal por el silencio
é|
sueño que entierra besos
monedas de sangre
é|
en la olla áspera de lo oculto
sin nombre
vieja y alejada ausencia

O. Roses

Anónimo disse...

gracias, sevahc, por escribirme y además darte este detalle aquí recordando otro poema mío; la libertad poética no se puede encadenar ni encasillar, en la poesía verdadera nunca han existido los prejuicios -esos que tanto les gustan a los negreros del arte-

oswaldo roses

Anónimo disse...

En el arte, por ser arte y libertad, existe la ficción; además siempre es legítimo el que sea tanto moral o amoral (no se puede juzgar moralmente lo que es simplemente... imaginación, emociones libres -con la veracidad que quiera darse- o fantasía). También, que Goya pintara monstruos no significa que él lo fuera ni aun que los protagonizara; es decir, en el arte o en la poesía el protagonista puede ser otro aparte del autor, otro, puede un contenido no ser cierto, o puede por último contener una provocación, un antisentimiento: algo que el autor no suscribe pero lo dice por "despecho" o provocación.

Oswaldo ROSES